Tierras Desoladas
Skip

Entre Soles Y lunas IV.

*El entorno cambia transformado por los pasos y el movimiento hacia un camino, el bosque, pese a ello el esmeralda es diferente alquimizado por el tiempo en blanco y plata nieve, miro al cielo nublado y sintió el frio de los copos caer, le trae recuerdos, cosas que amaba y ya no podría ver. Refugiando lo físico en una tienda y lo incorpóreo en un diario, se dispuso pues a verter su alma en el papel.*

-El Caballero del Tarot: Bedivere I, Cilvira V (Chocorosa VII)-

Imagen

¿Cuándo fue que le conocí?

Si un día de posada donde nos reunimos un variopinto grupo, éramos Yo, Valdemir, otro don nadie (no será nadie si no lo recuerdo, je, seguro era Garrot) y Bedivere, el enigmático caballero que había fundado (o intenta) una orden de caballería, ejemplo antiguo como la llama eterna antes de caer en la ruina, era un elfo culto y sabía leer la fortuna ajena con buena mano, ya no la recuerdo sin duda, ahora que sabemos dónde lo conocí es hora de saltar a lo interesante, aquellas vivencias donde he visto resaltar lo más cerca de lo demoniaco que he estado en mi vida.

Escuchando los rumores nos dirigimos a donde estaba el gentío, cerca del campamento habitual del camino al este estaba un tahúr, un señor de las cartas y mago extravagante, aburrido de su vida propuso a los participantes un juego, Muy simple, Cartas del 1 al 10, 5 o menos perdías, 6 o más festejabas, la apuesta: Algo que apreciaban, la recompensa: algo que deseaban.

Comencé yo, y pedí Conocimiento, gane y se me fue concedido, mi deseo mas anhelado, había podido dar el primer paso…*mas aquí se salta todo y continua otro párrafo, parece que la emoción lo embarga tanto que solo ahí trazos inconexos*

Gane, Gane, y el resto salvo pocos corrieron la misma suerte, el enano perdió su hacha, Cilvira la preciosa se salvo por mi intervención, la chepuda fue la gran perdedora de la noche… y el resto gano algo, Bedivere despertó algún cacho algo de su espada que se ha vuelto llameante, Josep algo parecido, res la promesa de iniciarse en algún circulo, etc.

Al final el puto de Josep casi nos mata a todos por su curiosidad del ser, que claramente era un demonio buscando ocio, fue patente cuando hablaba de apostar ir a un lugar muy caliente… En fin, casi nos mata pero nos dejo ir en último momento pues le divertimos lo suficiente.

Algo extraño sin duda pero fue mi primer encuentro con el caballero, lastimosamente no sería el más tormentoso, ese es el que viene ahora.

-El Caballero del Tarot: Bedivere II (Chocorosa VIII, Res I, Dure I)-

Imagen

Con el frio acampando nos reunimos un variopinto grupo en las cercanías, donde pude conocer a casi toda la orden de caballería que el elficaballero quería reunir, tenia enanos entre sus filas, Artos guerreros, pasamos el rato con el par de druidas favoritos de todos, ResI que conocía desde antes y Durenvald Que conocí ese día.

Discutíamos de eso ocurrido con el demonio hasta que el suelo tembló, nos preparamos para algún encarnizado combate, e incluso Daemon estaba allí.

Pero al final nada paso, salvo que el elfo caballero fue raptado por alguna especie de ente a otro plano, después de mucho intentar solo nos quedo esperar y así como así, volvió, era el mismo pero diferente, había un cambio.

La experiencia lo dejo horrorizado, incluso peleo con nosotros, tuvimos que emborracharlo, sedarlo, llegando hasta someterlo un par de veces, al final después de un día muy raro y muy aterrador pudimos hacerlo entrar en razón para que llegara a contarnos lo que paso, lo que él vio, en efecto era una explicación infernal de lo que le aconteció aquel lugar.

Me comprometí a investigarlo con la ayuda de algún demonologo que conozca, o al menos ¿los magos siempre han sabido de estas cosas, no?

Sea como sea el elfo esta repuesto, y en una pieza, esperemos otro ser infernal no quiera usarlo para su entretenimiento.

-El mago y el cristal: Belle III (Iselore V)-
Imagen

Caminando hacia Asufeld me encontré un aquelarre de desgraciados cerca de alguna especia de cristal raro, me acerque a mirar y estaban todos conocidos allí, desde Conrad, pasando por algún otro conocido hasta llegar a bellezas como la sirenita, Belle y Cilvira.

Je, eso me resolvió de quedarme a ver qué hacían y como buen hipócrita entrometido meterme en la conversación, he hecho prácticamente enojar a ese mago presumido, lo de mago me importa un comino la verdad. Pero que me tocara las pelotas cada que hablo, eso sí parecía bastante asustado de los cazamagos así que por allí me cole metiéndole miedo.

Total que casi se nos va de la mano todo, pero logramos recomponernos y ponernos cerca del cristal para neutralizar su acumulación mágica, total que el plan fallaba: El cristal se hacía pedazos a cada que perdía magia. El mago rebusco en sus tesis para ver qué hacer.

En ese momento belle entro en acción y trato de hacerle algo al cristal, lo que paso fue bastante divertido: Un total desastre y el cristal se destruyo liberando un terrible elemental que casi nos mata, vamos lo que sucede en todas las historias, le dimos paliza y me puse a tratar a belle.

Me la lleve a la posada después de muchos interludios y la puse a descansar, le palique mas tratamiento mejorando con el tiempo. Dormía cálida, a veces pesadillas, a veces tranquila. Acaricie su cara y eso parecía funcionar. Me quede a su lado hasta que despertó, aun cansada fuimos y entre el vino y la compañía que se reunió pudimos hacerla volver a sonreír.

-El Caballero del Tarot: Bedivere III (QMEmpirii I)-

Imagen

Con el caballero después de informar a una cierta compatriota nórdica nos abordo un Bardo (Camarero) que nos dijo que nos encargáramos de un oso pues este atacaba viajeros y evitaba la afluencia de gente por la zona, prometía buen oro por resolver su problema. Al final fuimos y nos encontramos desde arañas hasta gárgolas en la vieja mina donde habitaba el animal. Al encontrarlo resulto ser muy majo pues no nos ataco, dejándonos hasta acercarnos:

en un principio pensamos que erar raro, usando su don el caballero logro entrever que era esclavo de alguna especie de magia que lo haría atacar a quien quiera que esté cerca. Con lagrimas élficas de su parte y gran pesar dimos muerte al solemne animal, a petición del le dimos Respetuoso entierro para que volviera a la naturaleza y descansara en paz por fin. Un día trágico para él, meh, a mi me alegro el oro, jajajajaja.

-Timmy I (QM/DM desconocido)-

Paseando de camino a asufeld escuche a algún crio gritar y llorar, al acercarme desconfió un poco pero lo convencí de seguirme, hablamos algún rato de camino a istek y lo protegí en aquella temible oscuridad al final no fue mucho de avistar a la guardia que el muchacho se fuera camino istek con sus padres. A veces una buena acción augura algún buen balance, me quedo con eso y espero que alguna belleza me de las gracias por salvar a su hijo. Jeje.

*Termino de trazar, y como hipnotizado por los acontecimientos recientes se dispuso a salir de la tienda, el frio no importaba era un amigo de hace mucho tiempo, tomo asiento en un tocón y miro hacia la luna, lo único que veía eran cielos oscuros y nieve caer, pero aquello no importaba, él sabía que estaba allí, pero su pensamiento ya no era el de preguntas, si no el de convicciones.*

Postea tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook Twitter Telegram
Una contraseña te será enviada por correo electrónico.