Tierras Desoladas
Skip

Entre soles y Lunas VI.

*En el calor y bullicio de la taberna el semielfo se concentraba para retomar todo cuanto le ha acontecido y los plasma con tinta en forma de letras en las páginas de su ya fiel diario*

-Recuerdos perdidos: Cilvira VII, Dyalex III, Rok I, Eileen I (DMCapitanpirata II)-

No mucho que decir, nos encontramos con Cilvira, conrad, Dyalex y demás y nos invitaron a presenciar alguna especie de adivinación para recuperar recuerdos perdidos de la pálida elfa. El asunto se complico cuando Rok llego y en uno de los tantos procesos interrumpió a dyalex de su adivinación. Aradan tuvo más suerte pero nos pidió que saliéramos.

Mejor así, pude pasear con una sensual pelirroja y de no ser por el detalle de que el semiorco nos seguía a todas partes hubiera sido mejor.

-Las tres hermanas: Wotan II, Garrot IV. (DMCapitanpirata III)-

Seguimos el druida Asufeld para averiguar sobre las hermanas, entre posadas y rumores dimos con un posible nombre: Tripode Jack, ja, que irónico que sea el segundo engendro que me encuentro con mi nombre. Al final tuvimos una tensa situación y no conseguimos nada pero todo se mantuvo en calma con pagar algunas monedas, a veces la espada mas afilada es de oro…Je.

-Animales Extraños: Garrot V, Wotan III, Tagnus I, Berr I, Eileen II (QMEmpirii IV)-

Nos reunimos un variopinto grupo, casi que habitual a la llamada de Garrot para tratar con un ser de enormes dimensiones que nadaba cual pez bajo tierra. Primero fue la recopilación de información para lo cual primero dispusimos de la Sensual pelirroja que no tendría problemas en esa área, la risa que tuve que aguantar cuando el bardo de la taberna estaba más interesado en el druida y pasaba de la pelirroja, marica y ciego, pero la cara de la pelirroja no tuvo precio, jajajaja.

Al final el tabernero fue la solución, con un enano en la comitiva que supo tratarle hablaron en su lenguaje enano y fuimos al bosque tejón pues por allí era donde mas aparecía. Nos sorprendió, nos ataco, casi se sampa a Berr pero le dimos muerte.

Le hendí con mi hacha para asegurarme de que estuviera bien muerto y allí comenzó parte del horror cuando larvas terribles salieron por cientos de ese engendro, y lo que era peor, explotaban. Para rematar la faena el druida convoco a sus relámpagos, cientos de ellos cayeron sobre los monstruillos y luego, explotaron como no… Salimos vivos a duras penas pero el trabajo estaba hecho, no cobre pues debía a garrot dinero y favores.

-Preparaciones-

Monedas, objetos, gemas, todo lo de valor para un trato seguro. Podrá sonar avaro pero la preparación es un Arte serio donde primero se mide en Oro y después: En sangre…..

-Preguntas & respuestas-

Yo y mi compañero, dos hombres buscando trabajo y otros dos que ofrecían, hicieron preguntas, buscaban respuestas, Prometían Oro y nosotros encontrarlas….

-La Santa Orden: Bedivere V, Charlotte IV, Valdemir II. (Rhapsode IV)-

Todo fue normal, me llamaron para reunirme y congregar a una marcha para la orden, la primera llamada en mucho tiempo eh de decir, ser asociado te deja por fuera de muchas obligaciones y responsabilidades, je, por eso lo prefiero así: nos reunimos en galparan y procedimos a la marcha sorteando cada peligro con determinada convicción hasta llegar a los pies de las colinas azules donde un modesto altar del señor de los cielos estaba allí esperándonos.

Cada uno (salvo yo) ha hecho un juramento, desde el equilibrado Valdemir, a la honesta Charlotte, el Enérgico Bryce, el ferro Barundar para finalizar con el determinado Ashandriel. Llegando el turno de bedivere, que de cierto modo logro reunir todo aquellos rasgos en uno para formar su orden y al terminar su juramento alzo su espada llameante al cielo justo cuando un rayo de luz aparecía dando una impresión de santidad y fe sin paragones, hasta para mí.

Pero la vida nunca acaba sin pruebas para ese elfo, se arrodillo como orando levanto las manos al cielo junto con la cara mirando a la misma dirección y profetizo terribles acontecimientos que golpearían durante 5 días.


Bajamos la montaña, pero se podía ver que no iban atemorizados que tenían una Misión, un propósito.


Yo solo temía de esta situación, que por momentos, Se tornaba insuperable.

*Termino de trazar el papel y se aseguro que este nuevo par de páginas se secara antes de cerrarlo, pidió una jarra, una habitación y se dispuso a descansar extrañando en cierto sentido lo inclemente del bosque, si podría lograr su objetivo. Pero más temeroso por aquello que rondaba estas tierras desoladas*

Postea tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Una contraseña te será enviada por correo electrónico.