Tierras Desoladas
Skip

Jack III.

Otra pesadilla mas, ha, ha. Esos ojos rojos aterradores, esa risa gutural, el sentir de un millar de garras profanando mi carne y mi alma… me desperté sudado y terriblemente estresado…….

¿Por qué de estas visiones, porque siento como si mi vida fuese sin propósito alguno?


¿Qué es lo que he olvidado?

Ya me he resignado a encontrar respuesta alguna… De momento… Hoy toca trabajo.

Un Trabajo gordo con garrot para saldar una minúscula de mi deuda con él un par de monedas de oro menos. Aunque pueda parecer un capullo se ha apiadado de mí y no me cobra o expolia por el dinero, resulto ser bastante majete…

Incluso estas ironías que pasan por mi cabeza me son insípidas y ni lo que antes me alegraba se me antoja excelente algunas cosas hasta repulsivas…

Nos encontramos en galparan y fuimos a las cercanías de la torre… donde nos reunimos con un grupo de conocidos, Amelie, Einon y el novato. Tan resoluta la primera, tan firme el segundo y tan ingenuo pero voluntarioso el tercero, y mi compañero: Que aunque algo oxidado aun mantenía su resolución, confianza y habilidad. Un canalla, pero de ningún modo un inútil.

¿Habría alguna vez tenido yo esas cualidades?

…Mis recuerdos me son lejanos, y los más claros no se sienten como el yo actual, solo podía sentir envidia y admiración por cada uno.

Por eso me trague el miedo al pecho y decidí continuar con mi trabajo, observar a viajeros y aventureros me llenaba en cierto modo, me hacia desconectarme de todo mi sufrimiento actual, al menos un poco pero se sentía como una gota de agua en el Halem.

No tuvimos que ir muy lejos pues en el mismo lugar de reunión se encontraron diversos cuervos, tantos y tal era su mirada antinatural que me ponía la piel de gallina, al final Einon uso el ruido para espantarlos, estos se estrellaban y caían muertos convirtiéndose al choque en una masa negra y esta a su vez en un portal, un pasaje. Instintivamente y por alguna razón sentí repulsión a ello.

Y razón no faltaba Garrot se lanzo a dentro y el portal se hincho y arrastro a Einon, mire y maldecía mientras me adentraba junto con el Novato y Amelie al portal, Pese a mi malestar nos llevo a otro lugar agradable del bosque, allí estaban nuestros socios aun vivos y en perfecto estado.

El resto se resume fácil, seguimos explorando el lugar y dimos con el cuervo, después de que garrot tratara de convencerlo y fallar nos soltó un graznido infernal, cosa que aterro en mi ya terrible estado hasta el punto de salir corriendo. Para cuando volví en si ya todo había terminado.

El cuervo seguía vivo, y regenerándose, lo atamos y procedimos a buscar algún tipo de rastro, encontramos uno que nos llevo a un portal por el que pasamos todos junto a la criatura y nos dejo en una atalaya que estaba en una zona que transitaba a menudo en el bosque tejón, todo había salido bien, bueno excepto que el suelo donde estábamos se fue abajo con nosotros…

Al final sin nada de magulladuras que las artes galenas no pudieran resolver atendí a Amelie y a Einon y partimos hacia Galparan con un trabajo más al hombro mientras el Novato y Garrot llevaban al animal con los druidas.

Postea tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook Twitter Telegram
Una contraseña te será enviada por correo electrónico.