Tierras Desoladas
Skip

Personajes

Alineamientos

Post has published by Rhapsode

Alineamientos

Los alineamientos son una de las herramientas más importantes y potentes con las que cuenta un jugador a la hora de desarrollar a su personaje, pero en ningún caso son una barrera que los restrinja. Cada alineamiento representa una gran variedad de personalidades, filosofías o caracteres particulares, dos personajes con un mismo alineamiento no tienen por qué pensar exactamente lo mismo.

Tenemos que recordar que no somos consecuentes al 100% con nuestras ideas y que hay que aplicarlo a nuestros personajes. Esto es muy importante y es lo que hacer que un personaje tenga matices muy diferentes a los que se le presupone. Aun así, tenéis que recordar que los personajes tienen que actuar acorde a los alineamientos escogidos y en caso contrario los DM’s podrían tomar medidas y modificar poco a poco esos alineamientos.

Los alineamientos en el NWN representan el conflicto entre el Bien y el Mal y entre la Ley y el Caos. Es al mezclar estos dos conflictos de donde sacamos los alineamientos existentes

d554f7556ea4afb4a23bc20474d0be28

El Bien contra el Mal

Los personajes y criaturas buenos protegen la vida inocente. Los malignos la degradan o la destruyen, ya sea por diversión o por sacar provecho. Bueno implica altruismo, respeto a la vida y preocupación por la dignidad de las criaturas inteligentes. Los personajes buenos realizan sacrificios para ayudar a los demás.

Maligno implica hacer daño, oprimir y matar a los demás. Algunas criaturas malignas simplemente no sienten compasión alguna por los demás y matan sin preocuparse de si es correcto o no. Otras se dedican activamente a hacer el mal, matando por deporte o por orden de un dios o amo maligno.

En lo que respecta la bien y al mal, la gente Neutral siente remordimientos cuando alguien inocente muere, pero no es lo bastante responsable para sacrificarse protegiendo o ayudando a otros. El neutral se entrega a los demás por cuestiones de relación personal.

Alguien con este alineamiento puede sacrificarse para salvar a su familia o incluso su tierra natal, pero no lo haría por gente desconocida.

Ser bueno o maligno puede ser una elección consciente, como es el caso del caballero que intenta cumplir con sus ideales o del clérigo maligno que causa pánico y dolor imitando a su deidad.

Sin embargo para la mayoría, ser bueno o malo es una actitud que puede reconocerse pero no elegirse. Ser neutral, en el eje del bien y del mal, suele indicar que el individuo no se decanta por un bando ni por el otro, pero para algunos representa el equilibrio. Al admitir que bien y mal son estados objetivos, no solo opiniones, los neutrales afirman que mantener un equilibrio entre ambos bandos es lo mejor para todos.

Ley contra el Caos

Los personajes legales dicen la verdad, mantienen su palabra, repsetan la autoridad y la tradición y juzgan a aquellos que no cumplen su deber. En cambio los caóticos siguen las leyes de su propia conciencia, los gusta la gente que les dice lo que han de hacer, prefieren las nuevas ideas antes que la tradición y cumplen sus promesas cuando les apetece.

Ley implica honor, honradez, obediencia a la autoridad y fiabilidad. Por otro lado la ley tabién puede conllevar dureza de mollera, adhesión reaccionaria a la tradición y falta de capacidad de adaptación.

Caos implica libertad, capacidad de adaptación y flexibilidad. Por otro lado, también puede conllevar imprudencia, rencor hacia la autoridad legítima, acciones arbitrarias e irresponsabilidad.

Desde el punto de vista de la ley y el caos, la gente Neutral respeta la autoridad, pero no se siente impulsada ni a obedecerla ni a rebelarse contra ella. Se trata de personas honradas a las que puede tentarse para que mientan o engañen a los demás.

La lealtad hacia la ley o el caos puede ser una elección consciente, pero la mayoría de veces se trata de un rasgo personal, que es reconocido en las personas mas que elegido por ellas. Con respecto a la ley y al caos, la neutralidad suele ser un punto intermedio, un estado en el que el individuo no se siente atraído por un bando ni por otro. Sin embargo, algunos individuos afirman que la neutralidad es superior a la ley y al caos.

Los nueve alineamientos

Nueve son los alineamientos que representan el eterno conflicto entre bien/mal y ley/caos. Estos son los que podrán elegir vuestros personajes y tendréis que interpretarlos consecuentemente, pero recordad que no tenéis porqué encorsetaros en vuestra elección y hay que saber jugar con los matices, incluso llegar a pasar a otro alineamiento diferente por las acciones de vuestro personaje.

Legal Bueno

Un personaje con este alineamiento actúa como se espera o exige que actúe. Combina la obligación de enfrentarse al mal con la disciplina para combatirlo. Dice la verdad, mantiene su palabra, ayuda a los necesitados y critica con claridad las injusticias.

Los personajes legales buenos detestan que los culpables queden impunes. Alhandra, un caballero que se enfrenta al mal sin piedad y protege a los inocentes es un personaje legal bueno. Es el mejor alineamiento si desean combinar el honor y la compasión.

Neutral Bueno

Un personaje neutral bueno hace lo mejor que una persona pueda hacer. Le gusta ayudar a los demás y colabora con reyes y jueces, aunque no se siente obligado a ello.

Jozan, un clérigo que administra la ciudad y que ayuda a los demás según sus necesidades es un personaje neutral bueno. La forma más común de referirse a este alineamiento es la de “bueno auténtico”. Es el mejor alineamiento si desean hacer el bien sin tendencia al orden o contra él

Caótico Bueno

Un personaje caótico bueno actúa según los dictámenes de su conciencia, sin preocuparse apenas de lo que los demás puedan esperar de él.

Sigue su propia senda, pero es una persona amable y benévola. Cree en el bien pero no confía en las reglas o las leyes. Soveliss, un explorador que ataca por sorpresa a los agentes de un Barón malvado, es un personaje caótico bueno. Es el mejor alineamiento si desean combinar un buen corazón con un espíritu libre.

Neutral Auténtico

Un personaje neutral auténtico hace aquello que le parece la mejor idea. No siente atracción por ningún lado de la balanza, se encuentra en su eje. Este tipo de personajes piensan que el bien es mejor que el mal. Al fin y al cabo preferirían tener buenos vecinos y gobernantes que estar rodeados de gente malvada, sin embargo no se sienten inclinados a defender el bien de modo abstracto y universal.

Areer, un druida que defiende el equilibrio entre civilización y naturaleza es un personaje neutral. Es el mejor alineamiento si desean que su personaje actúe de forma natural, sin prejuicios ni obligaciones.

Legal Neutral

Un personaje Legal neutral actúa según los dictámenes de la ley, la tradición y su código personal. Para él, lo más importante son el orden y la organización. Puede creer en el orden personal y vivir siguiendo un código particular, o bien puede creer en un mismo orden para todos. Ember es monje, y sigue su propia disciplina sin dejarse influir por las exigencias de los necesitados ni por las tentaciones del mal, es un personaje legal neutral. La forma más común de referirse a este alineamiento es la de “Legal
auténtico”. Es el mejor alineamiento si desean ser honorables y de confianza sin caer en el fanatismo.

Caótico Neutral

Un personaje Caótico neutral hace lo que se le antoja, se trata de una persona individualista de principio a fin, que valora su libertad pero no se esfuerza por defender la de los demás. Evita la autoridad, se queja de las restricciones y desafía la tradición.

Deir, un bardo que viaja ganándose la vida gracias a su ingenio, es un personaje caótico neutral. La forma más común de referirse a este alineamiento es la de “Caótico auténtico”. Es el mejor alineamiento si desean que su personaje este libre realmente tanto de las restricciones de la sociedad como del fanatismo de los bienhechores.

Legal Maligno

Un villano Legal maligno toma metódicamente aquello que desea, siempre dentro de los límites de su código de conducta, pero sin preocuparse de a quién pueda hacer daño. Se trata de una persona preocupada por la tradición, la lealtad y el orden, pero no por la libertad, la dignidad o la vida. Es alguien que juega según las reglas pero sin mostrar piedad o compasión.

Un barón conspirador que expanda su poder y alcance sus logros es un ejemplo de un personaje legal maligno. Estos personajes son llamados “diabólicos”. Este es el alineamiento más peligroso porque representa la maldad metódica e intencionada que a menudo, tiene éxito.

Neutral Maligno

Un personaje Neutral maligno haría lo que fuera para salir impune. Sólo se preocupa por sí mismo, simple y llanamente. No derrama lágrimas por aquellos a los que mata, ya sea por sacar provecho, por deporte o por conveniencia. No siente aprecio alguno por el orden, y no cree que el respeto por la ley, la tradición o un código pudiera convertirlo en una persona más noble.

Por otro lado, estos personajes carecen de la naturaleza inquieta o la afición por el conflicto que caracteriza a los personajes caóticos malignos. El criminal que roba y mata para conseguir lo que desea es un personaje Neutral maligno. Este es un alineamiento muy peligroso porque representa la maldad en estado puro, sin honor ni posibilidad de cambiar.

Caótico Maligno

Un personaje Caótico maligno hace lo que su codicia, odio o ansia de destrucción le obliguen a hacer. Es una persona de genio violento, cruel, arbitrariamente agresiva e impredecible. Busca todo aquello que pueda conseguir, es despiadado y brutal.

El hechicero demente cuyos objetivos son el caos y la venganza es un personaje caótico maligno. A veces los personajes de este alineamiento son llamados “demoníacos”, pues los demonios son la personificación de lo caótico maligno. Este es un alineamiento muy peligroso porque representa la destrucción, no sólo de la belleza y la vida sino también del orden del que ambas dependen.

Facebook Twitter Telegram
Una contraseña te será enviada por correo electrónico.