Tierras Desoladas
Skip

Regiones

Shamar y las Montañas

Post has published by Rhapsode

Datos de la Región

  • Asentamiento Importantes: Shamar y Khazad-Ankor
  • Población total: 100.000 habitantes aproximadamente.
  • Templos: Qhrâ,Serok, Krag, Darum, Lughma, Dunia, Kalah, Valan, Vanngar, Serafine, Morn, Kovash, Grera, Cehaiss y Rodgar.
  • Clima: Montañoso moderado y de alta montaña. En el Bosque Lánguido reina un clima cálido todo el año.
  • Comercio: Importan especias, oro y gemas del Wadi,vino y aceite de los Ríos, cereal, cerveza y manufacturas. Exportan cereal, cerveza, licores, madera, hierro, bronce, estaño, cobre, oro.
L

n la región central del continente encontramos las grandes cadenas montañosas y la ciudad más grande del mismo, Shamar. Esta zona abarca más o menos el mismo tamaño que la región de los ríos, pero concentra algo más de población debido a la magnitud de Shamar.

Además de la ciudad santa, encontraremos también la fortaleza enana de Khazad-Ankor, la Abadía de la Luz, dedicada a Qhrâ en las afueras de Shamar y se rumorea que en las montañas se encuentra un reino perdido de los últimos gigantes de hielo. Por las montañas vagan también algunas tribus nómadas de humanos montañeses, que aun viven cazando y adorando a los totems de la naturaleza (aunque muchos adoran a Dunia o Lughma).

Entre los Picos de la Ira y los Montes Quebrados se encuentra el Bosque Lánguido, el más misterioso de todos los bosques que se pueden encontrar en el continente y sin duda el más frondoso y laberíntico. Acceder a él es difícil, pero salir se cuenta que es una auténtica quimera.

Poblaciones

Shamar

Shamar es la ciudad más grande e importante de todo el continente desolado sin duda alguna. Ciudad de esplendores, decenas de barrios y distritos, grandes mercados y suntuosos templos. La sede del papado es sin duda una ciudad que visitar. En ella encontrarás todo lo que busques, incluso venido de otras regiones. Es la única zona donde la magia sigue siendo un tema tabú y en muchas ocasiones está perseguida por la Santa Orden, la heredera de la Santa Hermandad. Aun así, es un sitio digno de visitar.

  • Población: 90.560 habitantes
  • Razas: Humanos (75%), Enanos (10%), otros (15%)
  • Tipo de Gobierno: Teocracia
  • Gobernante actual: Redogar II el Santo.
  • Templos: Gran Palacio de la Justicia (Valan), Señorío de la Venganza (Serafine), Morada de las Familias (Elaa), Capilla del buen morir (Cehaiss), El Guante (Morn) y Abadía de la Luz (Catedral de Qhrâ).
Shamar

Khazad-Ankor

La fortaleza enana de Khazad-Ankor está reviviendo un nuevo esplendor desde el fin de la Guerra de los Ríos. Tras siglos de abandono por culpa de las guerras ethurias, los enanos están volviendo a la que fue su antigua capital en las montañas y la están reconstruyendo con gran maestría. Allí encontraréis al grueso de los enanos de Hierro y sus diferentes castas. Su artesanía, manejo de la forja y de la piedra están fuera de toda duda una vez el viajero se adentra en la fortaleza, eso si sus guardias os consideran merecedor de tal honor, claro.

  • Población: 6.500 habitantes
  • Razas: Enanos (90%), Gnomos (5%), Otros (5%).
  • Tipo de Gobierno: Reino
  • Gobernante actual: Finbur el Blanco, custodio de agravios.
  • Templos: Gran Factoría (Catedral de Vanngar), Morada del Guerrero (Rodgar), Señorío de los Justos (Valan).
KhazadAnkor

Geografía

  • Montes Quebrados: Los Montes Quebrados o los Vigilantes, como se les conoce entre el populacho por su vastísima altura, son el nombre que se ha dado a la cordillera de mayor envergadura de todo el continente. Se extienden desde el noreste, colindando con el mar Sahuagin, hasta prácticamente la zona central del continente, donde adquieren un recorrido descendente y fusionan sus accidentes geográficos con los Picos de la Ira, la segunda cordillera en extensión y altura de las Tierras Desoladas.
  • Picos de la Ira: Los Picos de la Ira son la segunda cordillera más importante de las Tierras Desoladas. Corren muchas leyendas del por qué de su nombre, y, como fábulas que son, lo más probable es que todas mezclen datos de realidad y ficción indistintamente. Coronando la región norte del Halem, los picos son aún mucho más yermos y secos que los Montes Quebrados, unidos a estos por una zona central y componiendo la zona sur de la gran cordillera del continente, con forma de «C».
  • Reino de los Gigantes: Poco o nada se conoce de esta región, solo que se encuentra en la zona más oriental de los Quebrados. Los gigantes son una raza antigua que hace siglos que no abandona sus dominios.
Montañas2
  • La garganta de Serok: Es un volcán inactivo que queda unos cientos de metros por debajo, en altura, del Dedo de Qhrâ. Los que se han aventurado a la zona afirman que hay extraños monolitos y altares, y pinturas en las paredes de algunas cavernas que representan grotescos rituales.Para acceder al volcán existen algunas sendas que, de forma natural y tras las erupciones, se han labrado en la escarpada montaña. El cráter, de aproximadamente un kilómetro de diámetro, es transitable, pero la temperatura de la roca es elevada, así que no es recomendable acudir a los alrededores sin ropa ignífuga o aislante térmica. Si el culto a Serok estuviera extendido en el continente, la Garganta sería, sin duda alguna, el lugar de culto y peregrinaje para los más devotos, así como la zona de consagración de los sumos sacerdotes del Dios de las llamas. La realidad es bien distinta, pues los dioses elementales han quedado en un segundo plano, relegados por deidades cuyos rezos implican, en las razas mayoritarias del continente, bienes más inmediatos.
  • Bosque Lánguido: Ubicado entre los Montes Quebrados, los Picos de la Ira y la fortaleza enana de Khazad-Ankor, se tiene realmente poca o nula información en los lugares de erudición y en la bibliotecas esparcidas a lo largo y ancho de las Tierras Desoladas. Aparte del nombre y las leyendas conocidas, poco más es lo que cualquiera que consulte los archivos es capaz de encontrar sobre este denso y oscuro bosque.
Facebook Twitter Telegram
Una contraseña te será enviada por correo electrónico.